Trocitos de Cristo 54

Trocitos de su Vida.

1.- Cristo Quien lo Llena Todo.

Cuando Cristo se despojó de su gloria con la que estaba coronado en el cielo y desciende a este mundo sin lugar tubo que habar dejado un vacío profundo en todos los que lo habitaban ,sus siervos que le amaban y respetaban como son : Angeles ,Arcángeles Querubines, Serafines  y muy especialmente en su Padre Celestial quienes fueron privados de su presencia física durante 33.5 años y 9 meses de gestación en la placenta de su madre María que fue aproximadamente su estadía en este mundo de dolor y oscuridad. Este vacío es quizás comprendido al mirar el dejado en sus discípulos cuando fueron privados de su presencia física y ser informados por María que había resucitado .

Marcos  16:10 Yendo ella, lo hizo saber a los que habían estado con él, que estaban tristes y llorando.

Lúcas  5:35 Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días ayunarán.

No alcanzamos a crear en nuestra mente finita ese momento glorioso en que el Señor Jesús entra nuevamente en la gloria celestial ahora ya triunfante y victorioso después de haber terminada su obra en la tierra,el gozo de su Padre y todas sus criaturas pues Cristo ahora glorificado venía ya no solo a llenar ese vacío sino a llenarlo todo.especialmente de los corazones vacíos de este mundo que se abran a su maravilloso amor.

Efesios 1:23 ……, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

2.- Cristo el Predicador.

El Señor Jesús nos ha dejado su ejemplo de vida en todo nivel, y aún al realizar el ejercicio de la predicación de su palabra. El debe ser el centro de toda enseñanza o estudio de ala biblia,Cristo lo hizo predicando a él mismo o haciéndolo de su propia persona, osea Cristo predicando a Cristo.

Veamos su efecto en el ser humano.

El día de su resurrección (Domingo) Cleófas y otro discípulo van de Jerusalén  para  Emaús platicando de su muerte,pasaje muy conocido para el cristiano.

Lúcas  24:13 Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén.
Luc 24:14 E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido.
Luc 24:15 Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos.
Luc 24:16 Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.
Luc 24:17 Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes?
Luc 24:18 Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?
Luc 24:19 Entonces él les dijo: Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo;
Luc 24:20 y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron.
Luc 24:21 Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.
Luc 24:22 Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro;
Luc 24:23 y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive.
Luc 24:24 Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron.
Luc 24:25 Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!
Luc 24:26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?
Luc 24:27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.
Luc 24:28 Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos.
Luc 24:29 Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos.
Luc 24:30 Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio.
Luc 24:31 Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista.
Luc 24:32 Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?
Luc 24:33 Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos,

Cristo se acerca camina con ellos , los acompaña en su dolor, era el día de su victoria ,no debían estar en ese lugar llamado Emaús que significa : Fuentes Tibias, poco a poco estaban entrando a una tibieza espiritual, la esposa de Cleófas estaba en el sepulcro con las otras Marías con especias para su maestro el primer día de la semana y que hace Cristo: les predica de si mismo.

Lúcas   24:27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.

Cristo toma de él, todo lo que las escrituras por medio de símbolos o figuras desde Génesis hasta Malaquías anunciaban su excelsa persona y les predica.

Efecto  Producido.

1.- Aviértos sus ojos.  Versículo 31.

2.- Le reconocieron.

3.- Ardían sus corazones. Versículo 32.

4.- Les abría la palabra.

5.- Salen de Emaús (tibieza espiritual) vuelven a Jerusalén donde debieron estar. Versículo 33.

El Señor está escondido en todo el antiguo testamento por medio de figuras, cuan grato ver como él las conoce y las predica a los suyos, sigamos su ejemplo.

Cuan difisil es escuchar predicar a Cristo, para los lideres en las diferentes congregaciones cristianas el centro es la doctrina de prosperidad,”sanidades” en la gran mayoría engañosas, demoniología, y por la voracidad del dinero se hace mercadería de las almas por medio del diezmo.

A que se debe que ya muy poco se predique y sea Cristo el centro de dicha enseñanza ?

El enemigo del creyente sabe y conoce efecto glorioso que produce en el pueblo de Dios y lo impide.

Transformación a la imagen de Cristo.

2a. Corintios  3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, SOMOS TRANSFORMADOS  de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

A  Cristo sea la gloria eterna.